El selectivo español abre con un importante hueco bajista del 2,14% en los 8.282 puntos. Los inversores están presionados por el fantasma de una posible recesión, la cual adelanta Lagarde, y huyen de los activos de riesgo. Además, hoy los mercados europeos caminarán huérfanos por el cierre de Wall Street. No hay valor que se salve de la quema en esta apertura, pero sufren especialmente los grandes bancos. En el mercado de divisas el euro sigue sin superar los 1,42 dólares y, en el de materias primas, el barril de Brent cae a 112,63 dólares.

Lagarde, la presidente del FMI, habló y vaticinó lo peor: una nueva recesión es inminente. Mientras, desde Europa reconocen la ralentización económica, pero se niegan a admitir una próxima crisis. Con este telón de fondo, el pánico se apodera de los inversores que salen de la renta variable europea en masa en un día en el que, además, no abrirá Wall Street por la festividad del Día del Trabajo.

Con todo ello, en la parte más baja encontramos a Acciona (3,36%), junto con BBVA (3,46%) y Santander (3,41%). No es de extrañar que los inversores se ceben con estas grandes financieras teniendo en cuenta el miedo a la recesión y que la prima de riesgo española no baje de los 310 puntos básicos.

Sin embargo, entre los valores menos castigados están algunos de los bancos medianos. Banco Sabadell es el que menos cae, un 1,18%, seguido de lejos por Indra (1,59%).

En el grupo de los blue chips, Telefónica se desangra un 1,91%, Repsol un 3,69% e Iberdrola un 2,9%. En medio de la batalla Sacyr vs. Repsol, la petrolera pedirá a la CNE que investigue a Pemex tras la compra de un 4,6%

En el Mercado Continuo…
Escasos valores permanecen en verde. Se salvan Fersa, que sube un 6,82% y Reyal Urbis, que avanza un 5,30%.

Al otro lado, CAM se desploma nuevamente un 10,95% y GAM un 7,87%.