El índice de la bolsa de Madrid abre la semana con ligeras subidas, consolidando al Ibex 35 por encima de los 7.900 puntos que conseguía salvar in extremis el viernes. En concreto, el selectivo sube un 0,28% hasta los 7.965 puntos, con los inversores pendientes de la temporada de presentación de resultados empresariales del primer semestre que comenzará estos días en nuestro país. En el mercado de renta fija, la prima de riesgo de España abre sin cambios, en 316 puntos básicos, mientras que en el de divisas, el euro-dólar sube hasta 1,3153 dólares.


El Ibex 35 sigue inmerso en la indecisión y, aunque abre la semana manteniendo los 7.900 puntos, juega con el rojo y el verde en esta apertura. Quizás los inversores están esperando más catalizadores que justifiquen sus compras, como pueden ser las cuentas empresariales del primer semestre que comenzarán a conocerse en estos días. De momento, los protagonistas de esta apertura son los bancos. Tenemos a Bankinter (1,29%) y a Banco Popular (1,51%) despuntando dentro del Ibex 35. éste último al calor de los rumores de posible fusión con CaixaBank entidad que, sin embargo, cede un 0,73%.

En la parte baja, Enagás cede un 1,06%, en víspera de presentar sus cuentas, y Amadeus un 0,79%.

En el grupo de los blue chips, Telefónica cede un 0,46%, Santander un 0,12%, Inditex un 0,02%, Iberdrola un 0,03%, BBVA un 0,09%, mientras que Repsol cotiza plano.

En el Mercado Continuo…
Adolfo Domínguez
se dispara un 10%, cotizando la reducción del 21,6% de sus pérdidas durante el primer trimestre fiscal. Las pérdidas del grupo textil ascendieron a 2,5 millones de euros. Además, ha procedido al cierre de 12 establecimientos en España y Portugal cumpliendo con su programa de ajustes. Le sigue Tecnocom, que suma un 5,80%.

En cambio, Tavex cede un 2,07% y Biosearch un 2,70%.

Bankia, en su segundo aniversario en bolsa, cede un 0,83% hasta los 0,59 euros por título.