La bolsa española ha resistido al cierre a duras penas al cambio de tendencia en Wall Street hacia terreno negativo, al mal dato de paro en nuestro país –la tasa final de 2007 alcanza el 8,6 por ciento- y a los números rojos de pesos pesados como Telefónica
. Las declaraciones del ex presidente de la FED, Alan Greenspan, en el sentido de que ahora no ve tan claro que EE.UU entre en recesión no han pasado de largo y han animado a los inversores a seguir tomando posiciones. Pero los repuntes finales han sido discretos. Ganancias del 0,26 por ciento que colocan al selectivo de cara a la sesión del lunes en los 13.141 puntos. Un tono positivo que se ha apoyado en Telecinco, la mejor del principal indicador de la bolsa española, al subir un 4,23 por ciento, seguida de Gamesa, que ha subido algo más de 3 puntos porcentuales. La tercera mejor, cómo no, Iberdrola.Los rumores impulsan a IberdrolaIndiscutible el protagonismo de Iberdrola, que ha terminado con alzas del 2,75 por ciento, aunque durante la sesión sus repuntes han llegado a estar bastante por encima. La compañía sigue impulsada por los rumores de posibles operaciones corporativas. De hecho, la francesa EDF ha comunicado ya a la eléctrica su interés y la compañía presidida por Sánchez Galán ha reunido su comité antiOPA. Al margen de esto, se ha conocido que el banco francés Natixis posee un 3,78 por ciento de Iberdrola, aunque aclara que no actúa en nombre de la gala EDF. Bankinter, Cintra, Popular y REE, se colocan a la zaga con avances en todos los casos por encima del 2 por ciento. Bankinter después de conocerse que las acciones de Bankinter procedentes de la conversión de obligaciones para empleados comenzarán a cotizar en la Bolsa de Madrid el 28 de enero, mientras que REE ha ganado un 2,09 por ciento, después de que formalizar la adquisición del 5 por ciento de REN y de asegurar que no tiene constancia de que su homólogo portugués haya entrado todavía en su capital.Telefónica y Repsol tiran a la bajaEl mal tono de pesos pesados como la operadora Telefónica ha tirado a la baja del Ibex 35. La compañía presidida por César Alierta ha bajado un 1,26 por ciento, mientras que la petrolera Repsol ha cedido un 0,52 por ciento. El Santander ha conseguido terminar al alza (+0,6 por ciento), mientras que el BBVA ha cerrado plano, en los 14,20 euros. No ha logrado seguir los pasos de su gran competidos, porque ha pesado sobre la entidad el hecho de que el banco de inversión estadounidense Citigroup haya recortado el precio objetivo de la entidad de 18 a 15,50 euros, mientras que Cheuvreux lo ha situado en 19,2 euros. Se suman así al anunciado por JP Morgan que también ha revisado a la baja el precio del segundo banco español, de 20 a 18,3 euros.