El selectivo español cierra la sesión en mínimos del 6 de marzo de 2009 al acabar en 6.908 puntos. El índice ha perdido un 2,41%, arrastrado por Repsol, BBVA, Sacyr Vallehermoso, Mediaset, ACS e Indra, que son las compañías que se dejan más de un 4%.  Ni los resultados, ni el buen tono del inicio de la sesión han Estados Unidos han sido capaces de frenar el descalabro, que deja al índice en mínimos desde marzo de 2009. El desplome se produce al día siguiente de que el Ibex 35 cerrara su peor sesión del año al caer un 4%.  
Para Marc Ribes, confundador de Blackbird, el Ibex 35 en estos niveles se está marcado un punto de compra. Para el experto “estamos ante un momento para arriesgar cuando se produzca un rebote y comprar con un stop en el mínimo que se ha marcado hoy”.

La empresa que más ha perdido ha sido Repsol, que sigue cotizando negativamente la nacionalización de YPF. En concreto, sus acciones han cedido un 4,77% hasta 14,66 euros por acción.

Los inversores también cotizan en negativo los últimos movimientos de ACS al desinvertir parte de su paquete en la eléctrica Iberdrola. Las acciones de la constructora ceden un 4,01% y han terminado la sesión en 15,78 euros.

El principal catalizador para las caídas de hoy ha sido la subasta de letras que se ha celebrado esta mañana. El Tesoro ha colocado 2.540 millones de euros en bonos a 10 años y aunque la demanda ha sido mayor de lo que se esperaba, la rentabilidad ha alcanzado el 5,74%, muy cerca del nivel crítico del 6%.  

La incertidumbre sobre la solvencia del sector financiero sigue siendo el principal temor que lleva a la baja a las bolsas españolas. Para Soledad Pellón, estratega de mercados de IG Markets, “la mala interpretación viene por parte de los bancos españoles. Dado que estas subastas del Tesoro vienen principalmente soportadas por la banca nacional, el mercado ha querido entender que la fuerte demanda de hoy expone aún más a nuestros bancos a la deuda española, haciéndolos más vulnerables al riesgo país.”  

Así, el gran foco de atención ha estado en el sector bancario con los dos grandes como grandes perdedores. BBVA, que ha perdido un 4,52 y ha acabado la sesión en 4,948 euros por título. Por su parte, el Santander ha cedido un 3,56% y sus títulos partirán mañana desde 4,637 euros. 

Tras esta caída, el banco que preside Emilio Botín ha perdido la segunda plaza como la empresa más grande de la bolsa española al ser superado por Inditex, que con una capitalización de 42.891 millones de euros se sitúa a la zaga de Telefónica.

En el sector bancario también ha sido protagonista CaixaBank, que ha publicado una caída de un 84% en sus beneficios al destinar más de 2.400 millones de euros a saneamientos. El banco catalán ha perdido un 2,3% y sus títulos han cerrado en 2,54 euros  

La subasta de letras españolas ha provocado también que la prima de riesgo ha cerrado hoy también al alza y al cierre de la sesión había vuelto hasta los 422 puntos.

Sólo 6 de los 36 valores que componen el selectivo han acabado en positivo: Amadeus que se anota más de un 5% después de haber firmado un acuerdo con la agencia online Expedia, Red Eléctrica (1,94), Día (1,44), BME (1,07%) y Grifols(%) y Enagás (0,18%)