Masayoshi Son, que es como se llama el multimillonario nipón, pretende construir suficientes parques solares como para generar electricidad en 33 de las 47 prefecturas de Japón.


Son
, que es el director ejecutivo de Sofbank Corp, ha pedido y, a cambio de estas construcciones, el acceso a la red de transmisión, propiedad de 10 empresas públicas regionales y un acuerdo para que éstas le compren su electricidad.

La radiación se ha extendido por al menos 600 kilómetros cuadrados en el noreste de Japón después de que el terremoto y el tsunami del pasado 11 de marzo causaran la fusión de los reactores de la central nuclear de Fukushima, según informa Bloomberg.

El primer ministro Naoto Kan dijo en mayo que se repensarán un plan para incrementar la energía atómica desde el 30% hasta el 50%. La energía renovable representa el10%, de acuerdo con la Agencia Japonesa de Recursos Naturales y Energía. Son quiere que la proporción se triplique para 2020.

"La cuestión es cómo esta nación va a sobrevivir después de cortar la energía nuclear", ha declarado Son. "Debería diseñarse un marco de manera que el negocio de la energía fuera libre para cualquier que tiene la voluntad de ponerse en marcha” ha añadido.

Son, que nació en Japón de padres coreanos, se convirtió en un defensor de las energías renovables tras el desastre que obligó a la evacuación de más de 50.000 familias y que contaminó el agua potable y los alimentos. Tokyo Electric Power Co., la compañía de electricidad más grande del país, sigue luchando por hacerse con el control de los reactores afectados en su planta de Fukushima Dai-Ichi, más de tres meses después del terremoto.

“El multimillonario está tratando de obtener acceso a la red de transmisión de energía de Japón” ha afirmado Amir Anvarzadeh, de BGC Partners Inc."Este es un negocio con un cash-flow muy alto, muy similar al negocio de las telecomunicaciones de hace 10 años, razón por la cual está interesado. Puede sentir que la desregulación está por venir."