El sector de la televisión en España se encamina hacia su reordenación, en tanto que bajan los ingresos publicitarios y crece la oferta de televisión digital terrestre, dijo el viernes el secretario de Estado de Telecomunicaciones, Francisco Ros. "Estoy convencido de que en los próximos años el mercado se va a ir depurando. Se van a ir fusionando o eliminando (canales)", dijo Ros en una entrevista. Las cadenas españolas tratan de recortar sus costes en un momento en que la recesión reduce la demanda de publicidad en televisión. El apagón analógico, previsto para 2010, dejará a los líderes de audiencia tradicionales, Gestevision Telecinco y Antena 3 de Television con una menor cuota del mercado publicitario. Además, aumentará la oferta de programación, que pasará de menos de 10 canales hasta cerca de 40 en algunas regiones.