El Gobierno nipón ha anombrado a Masaaki Shirakawa gobernador del Banco de Japón (BOJ) para los próximos cinco años, después de que haya recibido el visto bueno de las dos Cámaras de la Dieta. Shirakawa, de 58 años, podrá acudir así como representante del banco central japonés a la reunión de este viernes del G7 en Washington, algo que preocupaba al Gobierno de Yasuo Fukuda. Hoy mismo la Cámara de Representantes, donde el Gobierno tiene mayoría, ha votado a favor de la designación de Shirakawa, que poco antes había sido aprobada por el Senado, controlado por la oposición.
El puesto de gobernador del BOJ había estado vacante desde el 19 de marzo, tras el fin del mandato del anterior gobernador, Toshihiko Fukui, debido al rechazo de la oposición a los otros dos candidatos presentados por el Gobierno. El Partido Democrático (PD) rechazó primero a Toshihiro Muto, ex vicegobernador del BOJ, no aceptó la sugerencia de extender el mandato de Fukui y volvió a oponerse a la candidatura de Koji Tanami, gobernador del Banco para la Cooperación Internacional de Japón (JBIC).