El Consejo de Ministros ha aprobado hoy un acuerdo por el que establece los objetivos individuales de equilibrio presupuestario de las comunidades autónomas para 2009 y 2010, mientras que determina que podrán incurrir en un déficit del 0,1% sobre el Producto Interior Bruto (PIB) en 2011. Estos objetivos no incluyen el défict adicional en el que las comunidades pueden incurrir por la realización de actividades productivas, cifrado en un 0,25% del PIB regional, según lo previsto en la nueva Ley de Estabilidad Presupuestaria.
Sin embargo, según lo acordado el pasado 22 de julio por el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) y en virtud del "contexto económico actual" recogido en el nuevo cuadro macroeconómico aprobado por el Consejo de Ministros en julio, el Gobierno propondrá al Consejo de Política Fiscal y Financiera de las Comunidades Autónomas que aplique dichos objetivos "con flexibilidad". Así, se eximirá a las comunidades autónomas de la obligación de presentar el plan económico financiero de reequilibrio en el caso que hayan aprobado sus presupuestos de 2009 con un escenario de crecimiento de la economía menor al 2% que, según la Ley de Estabilidad Presupuestaria, permite un déficit del 0,75%.