El gasto en prestaciones por desempleo ascendió a 2.503 millones de euros en enero de 2009, lo que supone un aumento del 62,8 por ciento con respecto al mismo mes de 2008, según el Ministerio de Trabajo e Inmigración.
A final de dicho mes había 2.435.894 beneficiaros de prestaciones por desempleo, el 51,5 por ciento más que un año antes. El gasto medio mensual por beneficiario, incluidas las cotizaciones a la Seguridad Social y sin incluir el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura fue de 1.068,2 euros, un aumento de 46,8 euros (el 4,6 por ciento) con respecto al mismo mes del año pasado. La cuantía media bruta de la prestación contributiva percibida por beneficiario fue de 833,2 euros en enero, 43,9 euros más que en el mismo mes de 2008 (un aumento del 5,6 por ciento).