Los ministros de Economía y Finanzas de los países miembro del G-20 han resfirmado su compromiso de asegurar que los bancos cuenten con la liquidez suficiente y posean acceso a la financiación.

"Nos comprometemos a tomar todas las medidas necesarias para preservar la estabilidad de los sistemas bancarios y los mercados financieros", han señalado los miembros de la organización a través de un comunicado consensuado durante una cena de trabajo en Washington.

El grupo de las veinte naciones más poderosas del planeta prometió anoche dar una respuesta "fuerte y coordinada" a los problemas por los que atraviesa la economía mundial y a las actuales turbulencias de los mercados.

Más adelante, el grupo especificará los pasos que tomará para estabilizar el sector financiero. Asimismo, reconocerá la fragilidad del sistema en Europa, según ha dicho una fuente bajo la condición de permanecer en el anonimato.

Se espera que la presidencia del G20, en manos de Francia, ofrezca una rueda de prensa tras la conclusión hoy de las reuniones, en las que se preparará la próxima cumbre de Cannes (Francia) el 3 y el 4 de noviembre.