El Fondo Monetario Internacional (FMI) calcula que el déficit fiscal de España se reducirá el próximo año, gracias a los ajustes emprendidos, hasta el 6,9%, aunque la cifra supera en nueve décimas a la previsión oficial del Gobierno.


En un informe sobre la situación fiscal en el mundo, dado a conocer hoy, el FMI reconoce que pese a los esfuerzos realizados, España es, junto con EEUU, Irlanda, Grecia y Japón, uno de los países que registrará un "crecimiento pronunciado" del peso de la deuda sobre el Producto Interior Bruto (PIB) entre 2009 y 2011.

La previsión del Gobierno español es que la deuda publica supondrá este año el 62,8% del PIB y el próximo crecerá hasta el 68,7%.