La cotización del euro frente al dólar ha acentuado su descenso, que se acentuó el pasado viernes tras la renuncia del representante alemán en el Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), Jürgen Stark. En estos momentos, el cambio cae un 0,8% y se sitúa en los 1,3452 dólares por euro.


Además, ha tocado su mínimo en diez años frente al yen en el mercado de divisas de Tokio, donde perdió la barrera de las 105 unidades y se llegó a intercambiar temporalmente por 104,27 yenes.

En la evolución de la divisa pesan también todavía las palabras del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, quien este jueves enfrió la posibilidad de subidas de tipos en el futuro.