El euro subía levemente contra el dólar el viernes, en una corrección después de las bruscas caídas de la sesión anterior tras los débiles números del mercado laboral de Estados Unidos, que empañaron las esperanzas de una recuperación económica global. Sin embargo, las operaciones eran tranquilas, con los mercados estadounidenses cerrados por un feriado nacional. El euro y las divisas de mayor riesgo como el dólar de Australia, que se han beneficiado de las expectativas de recuperación económica, cayeron el jueves por el dato de que los empleadores de Estados Unidos eliminaron 467.000 puestos de trabajo en junio.