El Euribor a un año, el indicador más usado en España para calcular las hipotecas, continúa al alza, circunstancia que ha provocado que su cotización diaria haya llegado hoy al 4,807% y haya superado, en la jornada previa a la reunión del BCE, una cota que no pisaba desde diciembre de 2000. Los mercados financieros dudan sobre la decisión que mañana tomará el consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE), mientras los analistas confían en que mantenga los tipos en el 4% para analizar con más calma las repercusiones de ha podido tener la incertidumbre creada tras la crisis de las hipotecas de alto riesgo en EEUU.