El Euribor a un año, el indicador más utilizado para calcular las hipotecas en España, cerrará mañana el mes de septiembre por encima del 4,72%, con lo que sumará su vigésimo cuarta subida consecutiva y provocará un nuevo aumento de las cuotas mensuales que pagan los ciudadanos por sus hipotecas. Con este incremento, el Euribor se mantiene, por segundo mes, en el nivel más alto desde diciembre de 2000 y se acerca un poco más a su máximo histórico, fijado en el 5,284% en agosto de 2000. El indicador llegó a situarse este mes, en su cotización diaria, por encima del 4,801%, justo antes de que el Banco Central Europeo (BCE) decidiera aplazar la subida de tipos de interés prevista para septiembre.