El Euribor, tipo al que se conceden la mayoría de las hipotecas en España, cerrará previsiblemente agosto en el 4,66 por ciento, a falta de un día para que termine el mes. Esto supone el nivel más alto desde diciembre de 2000, cuando se situó en el 4,88 por ciento y la vigésimo tercera subida mensual consecutiva. Este dato, que deberá ser confirmado por el Banco de España a mediados de septiembre, se sitúa casi 0,1 puntos por encima del dato de julio (4,564 por ciento), y más de 1 punto por encima del Euribor de agosto de 2006 (3,615 por ciento).