El euribor a un año, el tipo de interés más utilizado para calcular las hipotecas en España, ha cerrado noviembre en el 4,607%, con lo que suma su segunda bajada mensual consecutiva, que, no obstante, no supondrá un abaratamiento de los préstamos que se revisen ahora, que volverán a encarecerse. El descenso de noviembre confirma los pronósticos de los analistas, que, en su mayoría, considera que el referente hipotecario tocó techo en septiembre y que en los próximos meses registrará un moderado descenso.