Los principales índices de la bolsa de Nueva York registran ganancias en la apertura de la sesión, gracias al impulso de los datos de empleo, que han sido mejor de lo esperado, después de que ayer se conocieran las actas de la Fed. Así, los dato macro y las subidas del petróleo impulsan al Dow Jones, que alcanza los 25.000 puntos.

Apertura con ganancias en Wall Street después de que cerrase la sesión de ayer con ascensos superiores al medio punto, alcanzando nuevos máximos. El S&P500 consiguió romper con claridad el nivel de los 2.700 puntos y el Nasdaq avanzó por encima delos 7.000 enteros. Hoy el Dow Jones supera los 25.000 puntos.

Los avances se produjeron después de que la Reserva Federal publicase las actas de su reunión del 13 de diciembre, en la que subió los tipos de interés en 25 puntos básicos. Hoy tomará la palabra el presidente de la Fed de Louis, James Bullard.

Según resaltan los analistas de Renta 4 las actas reflejan que dicha decisión se tomó con bastante consenso (sólo dos votos en contra) al estar de acuerdo en su conjunto en que la economía americana crece a un sólido ritmo y el mercado laboral continúa fortaleciéndose. “Sigue no obstante sin existir consenso en torno a la evolución futura de la inflación, aunque la reforma fiscal debería apoyar unos mayores niveles de precios” añaden.

El mercado descuenta dos subidas de tipos para 2018, la primera de ellas para el 21 de marzo (probabilidad subida de 25 puntos básicos del 78%). Para la primera reunión del año, que se celebrará el 31 de enero, la última con Janet Yellen al frente de la Fed, el mercado sólo da una probabilidad de subida de 25 puntos básicos del 17%, subrayan estos analistas.

Por su parte, el departamento de análisis de Bankinter, hace hincapié en que uno de los aspectos más destacados de las actas es el hecho de que los miembros del FOMC han estado discutiendo el impacto que los estímulos fiscales pueden tener sobre la economía. Explican que “en la medida en que impulsen la actividad económica más de lo esperado, la Fed reconoce que ello podría requerir un ritmo más rápido en las subidas de tipos. Esto es un sesgo algo menos dovish que el de otras reuniones de la Fed”. Así, piensan que el proceso de subidas de tipos va a continuar pero probablemente no se produzca una nueva alza hasta que Powell esté ya “instalado” en el cargo. Por tanto, consideran que la próxima subida de tipos llegaría en marzo.

Las ganancias de hoy al otro lado del Atlántico también se apoyan en el informe de empleo que ha publicado el instituto de investigación ADP, que indica que el sector privado estadounidense creó 250.000 puestos de trabajo en diciembre, el mayor incremento desde marzo. Economistas consultados por Reuters proyectaban que el informe nacional de empleo de ADP mostraría un aumento de 190.000 empleos.

Por el contrario, según los datos del Departamento de Trabajo, la semana pasada las solicitudes iniciales de ayudas por desempleo aumentaron en 3.000 peticiones, a una cifra desestacionalizada de 250.000, en contra de lo esperado por el consenso de Reuters, que estimaba una reducción hasta las 240.000 peticiones.

Además, en EEUU se publicarán los datos finales de PMI de diciembre, de servicios (con una previsión de 52,5 desde 52,4 anterior) y compuesto. “Si las cifras americanas salen buenas y la inflación europea afloja, como parece que sucederá, entonces el dólar podría dejar de depreciarse… estabilizarse en aproximadamente en los 1,203… y eso permitiría que las bolsas europeas rebotaran otro poco y los bonos europeos se recuperaran de nuevo algo más”, subrayan desde Bankinter. En la apertura de la sesión en Wall Street, el euro se cambia a 1,206 dólares

En la jornada de hoy, al otro lado del Atlántico también se conocerá el cambio en las reservas de petróleo, con el crudo en máximos de casi dos años y medio. El Brent sube un 0,10%, hasta los 67,82 dólares, al tiempo que el West Texas avanza un 0,06%, hasta los 61,67 dólares por barril.

Mientras tanto, continua la tensión geopolítica entre EEUU y Corea Del Norte, después de que ayer el régimen de Kim Jong-un reabriese la comunicación con sus vecinos del sur, cortada con el estallido de la guerra en la península coreana en 1950. Por su parte, el presidente estadounidense, Donald Trump, pareció mofarse del líder norcoreano al decir que tiene un botón nuclear "mucho más grande y poderoso" que él.

Así las cosas, el Dow Jones arranca la jornada con una subida del 0,17%; el S&P 500, del 0,19% y el Nasdaq, del 0,34%.

Con el índice industrial en los 24.980,45 puntos, las ganancias las lidera General Electric, que avanza un 1,05%, por delante de Cisco y de American Express, que se revalorizan un 0,95% y un 0,81%, respectivamente.

De nuevo, Intel vuelve a registrar el mayor descenso, al ceder un 4,37%, tras el retroceso que ya registró en la sesión de ayer, una vez descubierto que los chips de la compañía podrían tener algún tipo de defecto que los convertirían en más vulnerable y cuya solución ralentiza el funcionamiento de los equipos.

A continuación se sitúan Verizon y Chevron, que bajan un 0,57% y un 0,53%, respectivamente.

Por otro lado, destaca el descenso de Tesla, que baja un 2,01%, después de que se haya visto obligada a retrasar por segunda vez los objetivos de producción del Model 3, inicialmente prevista en 5.000 vehículos a la semana para noviembre, meta que se retrasó en un primer momento a finales de 2017.

Pocos instantes después del inicio de la sesión, el Dow Jones amplía las ganancias hasta el 0,47%, alcanzando los 25.037 enteros.