La cifra de peticiones iniciales de subsidio por desempleo en EEUU presentadas durante la semana pasada aumentó en 32.000 solicitudes, hasta las 637.000 peticiones, según informó el Departamento de Trabajo. El repunte de las solicitudes superó las expectativas del mercado y vino en gran medida impulsado por los despidos producidos en la industria automotriz, según indicaron varios estados.
La media móvil de las últimas cuatro semanas alcanzó las 630.500 peticiones de subsidio, lo que supone un incremento de 6.000 personas respecto al dato anterior.

Por otro lado, la cifra de personas que percibían algún tipo de protección contra el desempleo en la semana que concluyó el pasado 2 de mayo ascendía a 6,56 millones, 202.000 personas más, lo que representa el decimoquinto incremento consecutivo y establece un nuevo récord.