La tasa de desempleo en EEUU aumentó una décima en septiembre, hasta el 4,7%, el nivel más alto en algo más de un año. Las nuevas estadísticas divulgadas por el Gobierno muestran que Estados Unidos creó 110.000 nuevos puestos el mes pasado, lo que no fue suficiente, de todos modos, para impedir un incremento en la tasa de desempleo. El informe señala que el sector de la construcción fue uno de los que redujo más empleos, al recortar 14.000 puestos en septiembre. Otras industrias como la de salud, o ocio crearon nuevos trabajos.