La contracción de la producción económica en la eurozona se redujo más de lo esperado en julio, hasta marcar la menor tasa de caída en 11 meses, lo cual es otro indicio de que la fuerte crisis de la zona euro está tocando fondo, según datos publicados el miércoles por Markit Economics.
El dato definitivo del PMI compuesto en la eurozona subió en julio al nivel de 47,0 desde 44,6 en junio.Con todo, el dato siguió por debajo del nivel de 50,0, que separa la contracción de la actividad la expansión. Así, la producción ha caído por decimocuarto mes consecutivo.

Markit dijo también que el PMI del sector servicios subió en julio hasta un máximo de 10 meses de 45,7 desde 44,7 en junio.