El déficit tarifario (cuando los ingresos del sistema eléctrico son insuficientes para cubrir los costes) alcanzó en enero 16,6 millones de euros, un 85,5% menos de lo previsto y un 66,3% menos que en el mismo mes de 2008, según los últimos datos de la Comisión nacional de la Energía (CNE). El primer informe del año de liquidación provisional del sector eléctrico de la CNE indica que el menor déficit respecto a la previsión (114,9 millones) se debe a los mayores ingresos por el cambio de facturación de bimensual a mensual. Asimismo, el déficit tarifario se redujo gracias al bajo coste de las adquisiciones de energía, al moderarse los precios del mercado, y a la escasa cuantía de las cantidades imputadas en concepto de prima del régimen especial.