El déficit del Estado español se situó en el 3,45% del PIB, más de 36.363 millones de euros.
 
El Estado español tuvo un déficit de 36.363 millones de euros, que se corresponde con un 3,45% del PIB. Esto supone un descenso del 42,1% respecto al mismo periodo del año anterior, todo ello gracias a un incremento en la recaudación del impuesto sobre valor añadido del 57,1%.