Los futuros del petróleo suben el martes en Asia, aunque dentro de una banda estrecha, mientras los corredores buscan dirección después de largo fin de semana de Estados Unidos tras el festivo del lunes. Pese a que el sabotaje el lunes de un oleoducto en Nigeria operado por una filial de Royal Dutch Shell avivó la preocupación por el abastecimiento de crudo, no está demasiado claro si el mayor productor de petróleo de África se verá obligado a reducir sus exportaciones. Un portavoz de Shell Petroleum Development Corp ha confirmado el lunes el ataque al oleoducto Nembe Creek en Awoba pero no detalló la magnitud del trastorno ocasionado a la producción. En Nueva York, el crudo ligero para entrega en julio se intercambiaba a US$133,13 por barril a las 0655 GMT, 94 centavos al alza.