El barril de crudo Brent, de referencia en Europa, para entrega en enero ha registrado esta mañana un nuevo máximo al pagarse a 96,53 dólares, 1,04 dólares más que al cierre de ayer, en el Intercontinental Exchange Futures (ICE) de Londres, debido el incremento de la demanda por la debilidad del dólar. Desde esa cota máxima ha moderado posteriormente su precio. El contínuo debilitamiento del dólar ante el euro y otras divisas contribuye a que el precio del crudo alcance niveles nunca vistos en Londres y Nueva York.
El euro ha alcanzado hoy un nuevo récord frente al dólar en 1,4855 dólares en la apertura del mercado de divisas de Fráncfort, debido a la revisión a la baja de los pronósticos de crecimiento económico para Estados Unidos que hizo la Reserva Federal estadounidense (Fed). El petróleo de Texas, de referencia en Estados Unidos, también ha alcanzado un récord en su última sesión al cotizar durante la jornada a 98,30 dólares por barril (159 litros). El crudo del mar del Norte ha batido su máximo alcanzado el martes tras disparar sus precios a dos horas del final de la sesión, que terminó 3,21 dólares por encima de lo pagado el lunes y llegó a cotizarse a 95,74 dólares el barril. La situación del dólar en el mercado de divisas internacional y sus repercusiones para el sector petrolero, que opera con esta moneda, fue el tema principal de la III Cumbre de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que se celebró el pasado fin de semana en Riad.