El banco central de Alemania cree que la potencia germana ha salido victoriosa y fortalecida de la crisis financiera y económica y las tiene todas consigo para seguir creciendo gracias a las exportaciones y la mejora del consumo.
En su boletín de diciembre publicado hoy, el Bundesbank informa de que "la forma en que la economía alemana ha aprobado la prueba de resistencia del año 2009 muestra el sólido fundamento sobre el que está ". "Por ello, las perspectivas son favorables para que se beneficie de forma especial de la recuperación del comercio exterior e interior", según el Bundesbank.