El Banco de Japón (BOJ) mejoró su visión de la economía nipona al término de una reunión de dos días por primera vez en casi tres años y decidió mantener los tipos en el 0,1 por ciento. El BOJ aseguró que la economía japonesa muestra señales de mejora, como en la producción industrial y las exportaciones, y por ello espera que comience a recuperarse en el año fiscal 2010, que arrancará en abril de ese mismo año.
"La situación económica se ha deteriorado, pero las exportaciones y la producción están comenzando a remontar", informó el BOJ, que añadió que la caída de los precios comenzará a moderarse gracias a las medidas monetarias y fiscales a finales del actual ejercicio.

El BOJ no mejoraba su evaluación económica desde julio del 2006, cuando decidió poner fin a su política de tipos de interés cercanos a cero.

No obstante, la institución monetaria recordó que las condiciones financieras continúan siendo difíciles y señaló que espera que la demanda interna siga a la baja, mientras que la inversión se recuperará poco a poco.

En su informe, el BOJ dijo que espera que Japón recupere la senda del crecimiento sostenido a largo plazo, aunque mantiene ciertas reservas por la incertidumbre sobre la evolución de la economía global.

En la reunión, la junta de gobernadores decidió por unanimidad mantener los tipos en el 0,1 por ciento, después de situarlos en ese nivel el pasado diciembre.

El BOJ anunció hoy que aumentará el rango de acciones no convencionales para inyectar liquidez y garantizar así la estabilidad de los mercados financieros.

Estas medidas incluyen la aceptación de bonos de EEUU, Alemania, Francia y Reino Unido en sus políticas monetarias colaterales.