El fabricante de vehículos japonés Nissan anuncia hoy que entre abril y junio obtuvo un beneficio neto de 52.800 millones de yenes (491 millones de dólares), un 42,8 por ciento menos que en el mismo periodo del año pasado. Durante el primer trimestre del año fiscal, el tercer constructor nipón vio reducirse su beneficio por operaciones en un 46,1 por ciento, hasta los 79.900 millones de yenes (744 millones de dólares), a pesar de un aumento del 6,9 por ciento de sus ventas.