Tubos Reunidos alcanzó en el primer trimestre del año un beneficio neto de 20,33 millones de euros, lo que supone un retroceso del 8,4% en relación al mismo periodo del año anterior, informó hoy la compañía en un comunicado. Pese a este descenso, en conjunto, la compañía ha considerado que la evolución del negocio en el primer trimestre "ha sido muy positiva", lo que se ha reflejado en un resultado bruto de explotación (EBITDA) de 40 millones de euros, un 7,1% superior al registrado un año antes y que representa el 23,5% de las ventas, 1,8 puntos porcentuales más que hace un año. Por eso sostiene que para valorar adecuadamente los resultados se debe tener en cuenta varios factores, entre ellos que en enero se liquidó la opa sobre acciones propias, que ha supuesto un desembolso de 170 millones de euros, lo que "incide directamente en los resultados financieros".