El Banco Europeo de Inversiones (BEI) aprobó hoy un nuevo paquete de créditos, por valor de 866 millones de euros, a Nissan, Jaguar Land Rover y Volkswagen para impulsar el desarrollo de coches menos contaminantes. Esta cantidad se suma a los 3.600 millones que el Banco ha concedido desde el pasado diciembre a los constructores europeos. En un comunicado, el BEI recordó que están previstas nuevas dotaciones en los próximos meses, a las que también podrán acceder los fabricantes de componentes, lo que llevará la suma total de préstamos a la industria del motor a más de 7.000 millones de euros. De los préstamos aprobados hoy, el 63 por ciento de los fondos serán canalizados a través de la línea de crédito que tiene el BEI para el transporte limpio, centrada en reducir las emisiones de C02 de los vehículos mediante la investigación, el desarrollo y la innovación.