El Banco Central Europeo (BCE) despeja las dudas de su calendario de política monetaria. A partir de octubre comprará activos por valor de 15.000 millones de euros mensuales desde los 30.000 millones que compra al mes en la actualidad. A final de año terminará su programa de compra de activos.

El Consejo de Gobierno del BCE prevé que después de septiembre de 2018 el ritmo mensual de las compras de activos netos se reducirá a 15.000 millones de euros hasta finales de diciembre de 2018 y entonces las compras netas finalizarán. Aunque apunta que este calendario de retirada de estímulos "está sujeto a los datos recibidos que confirmen las perspectivas de inflación a medio plazo". 

 

Luis de Guindos junto al presidente Mario Draghi.

 

También señala el comunicado que ha lanzado el banco central que tiene la intención de mantener su política de reinversión de pagos "durante un período prolongado de tiempo" tras el final de las compras de activos netos y, en cualquier caso, durante el tiempo necesario para mantener una liquidez favorable y "un amplio grado de acomodación monetaria".

El Consejo de Gobierno mantiene los tipos de interés en el 0%, las tasas de interés sobre la facilidad crediticia marginal en el 0,25% y la facilidad de depósito en el -0,4%. El Consejo de Gobierno espera que las tasas de interés del BCE se mantengan en sus niveles actuales al menos hasta el verano de 2019 y en todo caso durante el tiempo necesario para garantizar que la evolución de la inflación llega alrededor del objetivo del 2%.

 

Gráfico del euro/dólar tras el comunicado del BCE.

El BCE apunta que las decisiones de política monetaria de hoy "mantienen el amplio grado actual de acomodación monetaria que asegurará la continua y sostenida convergencia de la inflación hacia niveles que están por debajo, pero cercanos al 2% en el medio plazo".

El euro ha caído un 0,95% frente al dólar hasta los 1,1679 'billetes verdes', lo que supone su segundo nivel más bajo en lo que va de año, durante la rueda de prensa del BCE. También han sufrido correcciones importantes los bonos soberanos europeos; en el caso del bono español a diez años su rendimiento se reduce hasta el 1,336%.

En la rueda de prensa que ha tenido lugar en Riga (Letonia), ha destacado por encima de todo la defensa de Mario Draghi del euro, ya que para él "es irreversible porque está fuerte y la gente lo quiere". Draghi ha explicado que el Consejo de Gobierno no ha discutido cuando incrementará los tipos de interés.

 

Descenso de la rentabilidad de la deuda europea

 

En la conferencia el banquero ha explicado que el BCE mantiene la confianza en que la inflación se acercará al objetivo del 2% y ha apuntado que "los datos económicos son más débiles, pero consistentes con un crecimiento sólido y amplio". "No hay riesgo de deflación, hace tres años era algo que sí estaba presente", ha añadido.

El presidente del BCE también ha hablado de la situación que se dio en el mercado de bonos soberanos por la incertidumbre política abierta en Italia. El italiano ha citado como una amenaza para la economía el incremento del proteccionismo y ha dicho que no que restar importancia a los "riesgos políticos locales".