El Banco Pastor pagará el próximo 31 de mayo un dividendo extraordinario de 0,04 euros por acción. Este dividendo está exento de retención en concepto de rendimiento de capital inmobiliario. El pago de esta retribución supondrá para la compañía un desembolso de casi 10,5 millones de euros.
La suma de este dividendo extraordinario y de los dividendos a cuenta distribuidos con cargo a los resultados del ejercicio 2006 alcanzan un total bruto de 0,16 euros por acción.