El Banco Mundial ha advertido de que espera que los alimentos de primera necesidad como el arroz seguirán estando caros durante años, pero asegura que los mercados mundiales están intactos y no necesitan intervención."Esto no es una cosa de pocas semanas, o de pocos meses. Podrían ser dos o tres años", dijo a los periodistas el director ejecutivo del Banco Mundial, Juan José Daboub, tras un discurso en una universidad de Singapur. El funcionario salvadoreño dijo que los mercados mundiales de alimentos están funcionando y no han perdido su capacidad "para arreglarse por sí mismos". "Es mejor tener un mercado imperfecto a un burócrata perfecta decidiendo por otros", agrega.