El Banco de Japón ha anunciado que inyectará 115.100 millones de dólares a través de una subasta para dar liquidez a las entidades de país a un tipo de interés del 0,1%. La autoridad monetaria comunicó esta decisión tras convocar hoy por sorpresa una reunión de su comité monetario, entre las presiones del Gobierno para que tome medidas destinadas a atajar la deflación y las recientes apreciaciones del yen.

El gobernador del Banco de Japón, Masaaki Shirakawa, dijo el martes que la nueva línea de financiación que el banco central ha introducido tiene como objetivo ofrecer préstamos a un tipo de interés del cero virtual.

A las nuevas medidas se les podría llamar "expansión cuantitativa en sentido amplio", ya que el banco central trata de prevenir que una escasez de liquidez limite las actividades de la entidades financieras, dijo Shirakawa a la prensa tras un encuentro no previsto del comité de política monetaria.

El gobernador del banco central señaló que estas medidas buscan tener efectos macroeconómicos y que, si se entienden bien, podrían tener un impacto en el mercado de divisas.

Shirakawa dijo que espera que este movimiento ejerza una presión a la baja sobre los tipos de interés a corto plazo.

Las nuevas medidas se han tomado por decisión propia, añadió.