El Banco de Japón (BOJ) ha iniciado una reunión de dos días para decidir la política monetaria del país. Se prevé que deje los tipos de interés intactos en el 0,5 por ciento.
Los nueve miembros del órgano decisorio del BOJ examinarán las condiciones económicas y los precios del mercado japonés y tomarán una decisión mañana, el mismo día en el que el Gobierno anunciará los datos sobre el PIB nipón del primer cuarto de 2007. El Banco Central japonés hará publico, asimismo, un informe económico en el que se espera que mantenga su diagnóstico de que la economía se expande "moderadamente". El BOJ subió los tipos al 0,5% en marzo después de que el pasado julio subiera el precio del dinero por primera vez en seis meses y los dejara en el 0,25%