Las empresas estadounidenses crearon 91.000 puestos de trabajo en septiembre, según datos de ADP (Automatic Data Proccesing), la mayor procesadora de nóminas del mundo. La cifra supone un avance con respecto a los 89.000 empleos creados en agosto -dato revisado a la baja desde los 91.000 calculados inicialmente-.

La lectura ha sido mucho mejor de lo que se esperaba. En concreto, los analistas consultados por Bloomberg habían estimado la creación de 42.000 puestos de trabajo.

Según explica ADP en su informe, "una vez más, la pequeña empresa del sector servicios tomó la delantera, al contribuir con al menos dos tercios del total de nuevos empleos. En general, las pequeñas empresas mostraron un crecimiento positivo por veintidós meses consecutivos". En cuanto al resto de sectores, donde más empleo se creó fue en servicios a empresas, educación y sanidad.

La encuesta ADP es una referencia para el mercado y suele ser interpretada como anticipo del dato de paro que se publica este viernes, aunque en los últimos meses las cifras no han ido muy parejas.