Las empresas estadounidenses crearon 216.000 puestos de trabajo en el mes de enero, según datos de ADP, la mayor procesadora de nóminas del mundo. En enero la cifra fue de 173.000, revisada al alza desde la estimación inicial de 170.000.

El dato está en línea con las previsiones del mercado. Los analistas consultados por Bloomberg esperaban de media 215.000 nuevos puestos.

El dato de ADP es seguido muy de cerca por el mercado, ya que es considerado un adelanto de los datos oficiales de empleo, que se conocerán el viernes. Se espera que la economía estadounidense genere 210.000 trabajos en febrero, tras los 243.000 de enero, y que la tasa de paro se mantenga estable en el 8,3%.