El número de viviendas iniciadas en Estados Unidos cayó en febrero un 1,1%, hasta una cifra total ajustada y anualizada de 698.000 unidades, desde las 706.000 de enero -dato revisado al alza desde las 699.000 viviendas calculadas inicialmente-, según ha informado hoy el Departamento de Comercio.


La cifra es mucho peor de lo esperado, ya que los analistas consultados por Bloomberg esperaban un ligero repunte del 0,1% y que se iniciaran 700.000 viviendas.

Por su parte, los permisos de construcción, un indicador adelantado de la construcción de casas, también sorprendieron pero para bien. En enero se anotaron una subida del 5,1%, hasta las 717.000 unidades, frente a las 686.000 esperadas. La cifra de enero también ha sido corregida al alza, hasta las 682.000 viviendas.