Dia obtuvo un beneficio neto atribuido de 99,2 millones en los nueve primeros meses del año, lo que supone casi triplicar el logrado un año antes (+175,9%).

Hasta septiembre, Dia facturó 8.733 millones de euros, un 6,9% más.

Las ventas en España se situaron en 3.653 millones de euros, un 5,7% superiores a las de un año antes.

Dia ha subrayado que la fortaleza del mercado español y la mejora en un 23,7% de las ventas en los países emergentes hacen que pueda reafirmarse en sus previsiones de crecimiento y rentabilidad para finales de año.