El déficit por cuenta corriente se situó en 28.919,1 millones de euros en los siete primeros meses del año.

Esto representa un descenso del 9,8% respecto al mismo periodo del año anterior, según datos del Banco de España.

Esta evolución recoge el favorable comportamiento de los saldos comercial y de servicios, que superaron la ampliación de los déficits de rentas y transferencias corrientes.

El déficit acumulado de la balanza comercial en el periodo enero-julio de 2011 se situó en 23.344,1 millones de euros, lo que supone un descenso del 16,5% respecto a los 27.976,4 millones en el mismo período del año anterior, en un contexto de dinamismo de los flujos comerciales, tanto de las importaciones como especialmente de las exportaciones (10,7% y 17,8% en tasa interanual, respectivamente).