Danisco anunció el martes que ha vendido su filial azucarera a Nordzucker por un valor de empresa de 5.600 millones de coronas danesas, o US$1.200 millones. La dirección de Danisco espera que esta operación aumente el atractivo de su acción, ya que supone la salida de la compañía del mercado azucarero europeo, de escaso crecimiento. La empresa danesa agregó que también recibirá 600 millones de coronas danesas en efectivo por la venta de su cuota de azúcar en la UE para 2007/2008 y años anteriores. Los fondos que se obtendrán con la venta, anunciada a última hora del lunes, se utilizarán para reducir la deuda neta y para iniciar un programa de recompra de acciones. La Unión Europea acordó en 2005 bajar el precio de referencia del azúcar y las remolachas en un periodo de cuatro años, con el fin de reducir los volúmenes de producción. Los productores europeos de azúcar han ido saliendo del mercado desde entonces, a medida que se reducían los márgenes.