El grupo cervecero Damm retribuirá a sus accionistas el próximo 15 de julio con un dividendo de 0,04 euros brutos con cargo a los resultados obtenidos en 2007, informa hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Una vez aplicada la retención fiscal del 18 por ciento que se practica en este tipo de retribuciones al accionista, los poseedores de títulos de Damm cobrarán un importe líquido de 0,032 euros netos por cada acción. Este dividendo supondrá para la compañía un desembolso de 9,1 millones de euros, que se repartirán entre los 229 millones de acciones en que está dividido actualmente su capital social.