La cotización encuentra apoyo en las últimas semanas en la zona comprendida entre la media móvil de 200 sesiones y la directriz alcista de largo plazo que parte del suelo de 2.009.
En las últimas sesiones el precio gana algo de tracción y comienza a testar la primera resistencia situada en 95,70, movimiento que viene acompañado por la activación de una señal de compra en el indicador MACD que presenta divergencias alcistas.

En este contexto, una consolidación a cierre diario por encima de 95,70 confirmaría ruptura de directriz bajista que parte de máximos anuales, apuntando a que el tramo correctivo ha finalizado y la tendencia alcista de fondo ha retomado el control. En este caso el precio quedaría sin resistencia significativa hasta la zona 104,60 / 103,39. Por la parte inferior el nivel clave a vigilar es el mínimo del mes pasado que se encuentra en 89,61.

Crudo ligero en gráfico diario