Countrywide Financial Corp anunció al cierre de Wall Street que sus beneficios se redujeron en un tercio, ya que la cada de los precios de la vivienda ha provocado retrasos e impagos en las hipotecas incluso en los grupos de crédito más solventes. El mayor prestamista hipotecario del país tuvo que contabilizar cargas extraordinarias ante la posibilidad de que crezca el número de impagos. Countrywide tuvo un beneficio neto de 485 millones de dólares en el segundo trimestre o 81 centavos por acción entre abril y junio, frente a 722 millones o 1,15 dólares un ao antes.