Correos registró una pérdida neta de 2 millones de euros en 2009 y volvió así a 'números rojos' diez años después, informó hoy la sociedad postal pública, que contabilizaba beneficios desde el año 2000.

El operador atribuyó este resultado al impacto de la crisis, que redujo los envíos postales y "aceleró el proceso de sustitución electrónica" del tráfico postal.

No obstante, la empresa destaca que los datos de cierre de 2009 arrojan una mejora respecto a la previsión de concluir con pérdidas de más de 60 millones que barajaba la empresa, gracias a la aplicación de un "riguroso ajuste de gastos".