Conocimiento, disciplina, tener un sistema y, casi lo más importante, saber cumplirlo. Son algunas de las variables necesarias para poder vivir de la bolsa. Los expertos consultados por Estrategias de Inversión admiten que sí, se puede vivir de la bolsa. Y añaden además que los momentos de crisis como el actual permiten encontrar las mayores oportunidades. ¿En qué activos? Índices y divisas, los más demandados.
Hace apenas una semana que Alessio Rastani saltaba a la palestra de todos los medios de comunicación advirtiendo de que soñaba con una recesión. “Es el sueño de cualquier bróker”, recitaba. Y no parecía ir mal encaminado. Los expertos consultados por Estrategias de Inversión admiten que las crisis enseñan “son un chollo, una maravilla desde el punto de vista de la especulación”, reconoce José Luis Cava, analista técnico independiente. Y es que no sólo enseñan sino que “es cuando se encuentran las mayores oportunidades”, admite David Aranzábal, CEO de FX for a Living.

Partiendo de esta base, ¿qué se necesita para vivir de la bolsa? Conocimiento, psicología y control del riesgo. Son las tres variables imprescindibles a la hora de plantearse hacer del trading una forma de vida. Puntos al que habría que añadir quizás el más importante “ser disciplinado”, reconoce Victoria Torre, responsable de análisis de SelfBank. Y es que hay matices que hay que tener en cuenta si se quiere vivir de la bolsa. David Aranzábal recomienda tener un diario de trading donde anotar las operaciones. Saber fijar el objetivo y trazar siempre un stop de pérdidas. Y ahí entra “la psicología y el autocontrol personal”, del que habla Daniel Pingarrón, estratega de IG Markets. La forma de gestionar el dinero depende – y mucho- del factor psicológico. De ahí que muchos expertos consideren que el trading es un 90% psicología y un 10% técnica. Jorge del Canto, analista independiente asume que para hacer de la bolsa una profesión “hay que tener un severo control del riesgo y es necesario marcar los límites a los peligros que se asuman”. Cortar las pérdidas, dejar correr los beneficios y dedicar mucho tiempo, es un buen comienzo.






Apalancamiento y no cortar las pérdidas, mayores errores

Una vez sabido esto, es necesario fijar un plan de trading. Aranzábal reconoce que es necesario tener un sistema de especulación que esté perfectamente testado. Cada inversor debe elegir “un sistema adecuado a su perfil y que le permita controlar sus riesgos”, reconoce Miguel Méndez, analista de Hanseatic Brokerhouse. Una vez con el plan sobre la mesa, la correcta gestión del dinero –Money Management- y el sistema de trading harán el resto. La responsable de Selfbank añade algo más: ser disciplinado. “Si queremos vivir de la bolsa nos lo tenemos que tomar como si fuera un trabajo más”.

Un trabajo en el que no vale la intuición y donde la jornada será diaria “aproximadamente tres o cuatro horas cuando se está empezando”, resalta Rubén Vilela, analista independiente. Y a partir de ahí, los expertos reconocen que hay que evitar errores como “hacer operaciones muy apalancadas, intradiarias, sobre todo cuando se está empezando”, afirma Luis Francisco Ruiz, analista de Estrategias de Inversión. Errores a los que se añaden el propio incumplimiento del sistema de trading. “No tener una disciplina marcada de entrada/salida del mercado y saltarse las normas del plan que uno tenga establecido”, asegura Javier Flores, analista independiente.

¿Cuánto tiempo es necesario para vivir de la bolsa? Vilela admite que uno o dos años en tanto que Aranzábal reconoce que una media de tres años “es necesario para completar la formación y poder experimentar todas las fases del aprendizaje”.

Ibex 35 y euro-dólar, lo más demandado

A la hora de seleccionar el tipo de activo en el que invertir, acciones, fondos de inversión y productos derivados para operaciones a más corto plazo son los más demandados. Aranzábal reconoce que el mercado de forex “nos dará las mejores oportunidades”. Y dentro de éste, el euro-dólar “es el activo más líquido”, reconoce el experto de IG Markets.

En el apartado de índices, Vilela reconoce que el Ibex 35 en tanto que por productos, “el producto más versátil, son los CFDs”, admite Jorge del Canto. José Luis Cava sentencia que más que productos “hay que mirar la tendencia. Coger lo más fuerte y dentro de esto, lo más fuerte”. Con ese objetivo, la probabilidad de equivocarse es bajísima.

Vea el video completo, pinchando aquí