Es lo primero que me viene a la cabeza cuando me preguntan si el Euro está en tendencia alcista visto lo visto en las últimas semanas.
Claro que sí, en el muy corto plazo, pero no en el esecenario global. No nos engañemos, la presión bajista acelerada (líneas de velocidad desde octubre de 2011), se vio cortada cuando dichas líneas se rebasaron, es cierto; que el rebote dura ya unas cuantas semanas, también lo es; pero como se puede apreciar en el gráfico adjunto, seguimos metidos de lleno en un canal bajista muy amplio –en el que tan sólo se ha producido un buen rebote desde su toque en la parte inferior-, por lo que a nivel técnico no podemos decir que la situación en el medio plazo haya cambiado. Además, la reciente presión vendedora que se ha desplazado de los 1.3250 a los 1.33 está haciendo que los avances, cuando los hay, sean muy discretos, por lo que podemos estar viendo la formación de una estructura de agotamiento de precios (en forma de doble techo o similar), antes de empeza a retroceder posiciones. Si ello sucediese, sería sano retroceder sobre el 1.30, coger aire, e intentar luego atacar la zona clave que marca la línea alta del canal, donde ahí sí podríamos estar ante un escenario de cambio de tendencia a medio-largo plazo…pero aún nos pilla lejos.

Un escenario similar se le plantea a la libra esterlina (GBP), que se ha chocado con uno de esos niveles que históricamente le son duros de roer, el 1.59, y que ha hecho retroceder los precios con cierta fuerza. Podemos estar ante algo parecido en ese par a lo mencionado para el Euro, por lo que mi intención es vender “upticks” o rebotes lo más cercanos posibles a ese nivel, con stop ante su ruptura, y buscando un objetivo por debajo de 1.57, dentro del mismo escenario de retroceso que planteaba, a priori, para el Euro. Buen trading a todos.


GRÁFICO EUR/USD DIARIO