Citigroup  anunciará el martes un nuevo programa que busca hacer frente al último problema en el sector hipotecario: propietarios de viviendas en Estados Unidos que han perdido su empleo.

Según el propuesta, Citigroup reducirá por tres meses los pagos de hipotecas a un promedio de 500 euros por mes para ciertos deudores hipotecarios estadounidenses que han perdido su trabajo en forma reciente y acumulan pagos en mora de al menos 60 días.

Citigroup no aplicará intereses ni penalidades durante ese período.

El anuncio de Citigroup se produce días antes de que el Gobierno estadounidense anuncie las líneas generales de su programa de modificación de préstamos.