El grupo automovilístico Chrysler está muy cerca de cerrar su venta al consorcio italiano Fiat y lo podría hacer en las próximas horas, según informó una fuente cercana a las negociaciones. De cara a cerrar el acuerdo entre ambas compañías, el Gobierno estadounidense deberá transferir 2.000 millones de dólares a un grupo de acreedores del fabricante norteamericano, quienes ayer presentaron un recurso de apelación ante el Tribunal Supremo al considerar que la valoración de los activos de Chrysler era "demasiado baja".
La fuente, que habló en condición de anonimato, añadió que Chrysler, en suspensión de pagos desde el 30 de abril, efectuará la transferencia bancaria y cerrará el acuerdo para las 09:00 horas de la mañana de hoy hora local (mediodía peninsular).

El alto tribunal estadounidense, que ayer ordenó paralizar temporalmente la venta del grupo Chrysler, finalmente autorizó esta madrugada la venta al consorcio automovilístico italiano e indicó en un documento de dos páginas que no existían motivos que justificasen el retraso del pacto.