El fuerte crecimiento de China sacará a la economía mundial de la recesión, estimó el lunes el presidente del Banco Mundial (BM), Robert Zoellick, tras saludar los progresos de Pekín para hacer del yuan una divisa internacional. El crecimiento chino en el primer trimestre de 2009 sobrepasó las previsiones de los economistas y "China sorprenderá positivamente" este año, dijo Zoellick, tras destacar que sin embargo es "peligroso" hacer conjeturas en el ambiente actual. "En conjunto (el crecimiento chino) no sólo actuó como una fuerza de estabilización, es una fuerza que sacará al sistema" de la recesión, agregó durante una conferencia de prensa en Montreal.